La estaci贸n de tren de Almer铆a

La estaci贸n del tren de Almer铆a es la llamada Estaci贸n del Ferrocarril, todo un s铆mbolo de la historia de esta tierra andaluza, cuyo nacimiento fue unido directamente a la revoluci贸n del hierro y, m谩s concretamente, a la extracci贸n del mineral del hierro de las sierras del interior. Las empresas mineras que trabajan en la zona necesitaban un medio de transporte que fuera barato para cargar el material extra铆do. En concreto, para dar salida al mineral de Alquife (Granada) y de la Sierra de los Filabres (Almer铆a) hasta el Puerto de Almer铆a.
La Estaci贸n del Ferrocarril de Almer铆a se diferencia de cualquier otra estaci贸n de esta 铆ndole de Espa帽a porque tiene una historia que ha marcado el desarrollo moderno de la ciudad andaluza. De hecho, a ra铆z del transporte del mineral de hierro se inaugur贸 en 1895 la l铆nea que conectar铆a Almer铆a y Guadix y, m谩s adelante, el 14 de marzo de 1899, se complet贸 dicha l铆nea hasta Linares, algo que es directamente proporcional a conectar Almer铆a con el resto del pa铆s.
F铆sicamente, la Estaci贸n del Ferrocarril es un edificio muy imponente que, en su momento, se convirti贸 en todo un ejemplo y referente de la revolucionaria Arquitectura del Hierro de aquella 茅poca, muy caracter铆stico de las edificaciones industriales y funcionales de la segunda mitad del siglo XX. Hablamos de una 鈥渞evoluci贸n鈥 porque el hierro cambi贸 los par谩metros cl谩sicos o tradicionales de la arquitectura, imponi茅ndose como un nuevo material de construcci贸n por encima de la piedra o el ladrillo. Adem谩s del hierro, se comenz贸 a utilizar tambi茅n el cristal como una forma de cerrar paredes y cubiertas. En definitiva, una forma revolucionaria de crear construcciones di谩fanas y ligeras.
En cuanto al edificio de la Estaci贸n del Ferrocarril en s铆 mismo, se compone de tres pabellones o cuerpos. En la fachada principal se encuentra el pabell贸n central y principal, que responde a una aut茅ntica creaci贸n de la Arquitectura del Hierro ya que est谩 formado y construido con los dos materiales simb贸licos: el hierro y el cristal. A simple vista se aprecia una gran vidriera en la entrada de acceso al edificio.
Se trata de un p贸rtico grande e imponente que en la 茅poca era muy apropiado para recibir a los almerienses o invitados que probaban el nuevo medio de transporte. Por 煤ltimo, los otros dos pabellones o cuerpos laterales de la edificaci贸n est谩n revestidos con cer谩mica vidriada pero se componen de ladrillo y piedra.

Scroll al inicio